miércoles, 4 de diciembre de 2013

Don José Manuel Soria se contradice, miente, fracasa, pero no se equivoca. Trabaja para las eléctricas - por Antonio Cabrera

Don José Manuel Soria se contradice, miente, fracasa, pero no se equivoca. Trabaja para las eléctricas - por Antonio Cabrera
De un ministro uno espera que el criterio que oriente su gestión sea siempre la defensa del interés general de la ciudadanía. Como administrador de los recursos públicos aportados por los contribuyentes, unos más que otros, con lo que estamos observando de fraude al erario, supuestamente de todos, y ocultamientos multimillonarios en no sé qué paraísos con la complicidad de los padres de la patria
La casa de mi tía |  11 de Febrero de 2013 (11:52 h.)

Don José Manuel Soria se contradice, miente, fracasa, pero no se equivoca. Trabaja para las eléctricas
De un ministro uno espera que el criterio que oriente su gestión sea siempre la defensa del interés general de la ciudadanía. Como administrador de los recursos públicos aportados por los contribuyentes, unos más que otros, con lo que estamos observando de fraude al erario, supuestamente de todos, y ocultamientos multimillonarios en no sé qué paraísos con la complicidad de los padres de la patria.
Por eso, al verlo como responsable político en el sector energético quedamos sorprendidos y lo calificamos, ingenuamente, de mentiroso, y creemos contradictorio lo que hace y dice al describir y explicar públicamente sus decisiones en relación con las medidas y reformas que configuran su política energética. Nada más lejos de la realidad: don José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo, se contradice, miente y fracasa en sus objetivos sectoriales, pero no se equivoca. Trabaja para el patrón eléctrico con una coherencia ejemplar. Quién sabe si en el futuro él será el patrón; no sería la primera vez. El canario Luis Carlos Croissier, ministro de Industria entre 1986 y 1988, con Felipe González, pasó en su día a formar parte del consejo de administración de Repsol.
No se contradice cuando él y todo el Gobierno del PP reaccionan airadamente frente a la presidenta argentina, doña Cristina Fernández –que decide expropiar YPF a Repsol–, exigiendo seguridad jurídica para proteger los intereses de una multinacional petrolera cuyo accionariado es mayoritariamente no español, mientras en su casa, España, no le tiembla el pulso a la hora de tomar medidas con respecto a las energías renovables con efecto retroactivo, rompiendo el marco jurídico que había animado a muchos inversores a entrar en un sector con futuro.
Así que cuando en Argentina o en Bolivia defiende una cosa y en España la contraria, trabaja para las eléctricas, no se contradice.
No se contradice cuando en marzo del año pasado ordena publicar el Real Decreto Ley 13/2012, de 30 de marzo, que en su parte introductoria habla de la necesidad de reconsiderar el servicio de interrumpibilidad en el sentido de que no tiene justificación para la seguridad del suministro del sistema eléctrico habiendo un exceso de capacidad y, unos meses después, con la orden IET/2804/2012, de 27 de diciembredecide lo contrario, aumentar un 75% el pago por interrumpibilidad, de 20€/MW a 35€/MW. (Promesa realizada en Lugo de incrementar las ayudas a los costes energéticos, en la fábrica de aluminio de la multinacional norteamericana Alcoa, en el marco de la campaña de las elecciones autonómicas gallegas). Esta medida, que representa unos 200m€ (más los 540 que ya estaban en el presupuesto) más para el déficit de tarifa de 2013, constituye, a su vez, otra contradicción, porque su principal objetivo en este primer año ha sido la reducción de dicho déficit.
Así que cuando aumenta el pago por el servicio de interrumpibilidad, no importa lo que haya dicho unos meses antes o que incremente el déficit tarifario, no incurre en una doble contradicción, trabaja para los grandes consumidores de electricidad y para la patronal eléctrica.
No miente cuando llama subvención a las primas a las energías renovables, que representan una compensación a las externalidades positivas que produce el uso de las energías limpias: petróleo y gas que no se consume (por ejemplo, en el año 2011 se ahorraron en este concepto 2.101 m€); reducción de las emisiones de CO2 (33,4 millones de toneladas en 2011, que representan un ahorro de 429 m€ en derechos de emisión); reducción de los precios en el mercado diario de la electricidad (estas tecnologías ahorraron 7.607 m€, cantidad superior a todas las primas recibidas en el periodo 2005-2011); en 2011 se crearon 5.983 nuevos empleos en este sector, que triplica con respecto a la media su inversión en I+D+i (1). El estudio de APPA valora que la reducción de precios en el mercado diario en el conjunto de todos los años que participan en el mix eléctrico es de unos 28.482 m€, y lo percibido en el mismo tiempo en concepto de primas es de unos 20.000m€, es decir, solo en esta externalidad se consigue un ahorro de más de 7.000 m€ para los consumidores. ¿Cómo se puede decir que las primas a las energías renovables son la causa del déficit de tarifa?
Esa es la gran mentira, que las primas a las energías renovables constituyen la principal causa del déficit tarifario, unos 29.000 m€ a diciembre de 2012, mentira que el ministro de Industria, Energía y Turismo y la patronal eléctrica repiten incansablemente, cuando es en el actual funcionamiento del mercado eléctrico donde está su origen. Un mercado eléctrico que inicia su organización con la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico y que, cumplido el periodo de diez años para su implantación, ha sido un rotundo fracaso un sus objetivos principales de libre competencia y reducción de precios para los consumidores. ¿Qué aspectos del actual mercado eléctrico son los verdaderos causantes del déficit tarifario?:
  • El mercado eléctrico está controlado por el oligopolio de cinco multinacionales que integran Unesa (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, HC Energía y Eon-España).
  • En el mercado eléctrico el que compra y vende los kilovatios es la misma entidad, aunque uno y otro tengan diferente identidad mercantil, lo que indica que es relativamente fácil pactar precios. En Canarias la comercializadora se denomina Endesa Energía XXI, y Endesa Generación la que produce y oferta en el mercado.
  • No existe la libre competencia y con frecuencia se pactan precios, como se puede comprobar en los informes de la CNE y sus correspondientes expedientes sancionadores, y también se manipulan los precios del mercado unos días antes de las subastas trimestrales de Cesur, como han manifestado públicamente quienes ocuparon la presidencia de la CNMV, que recibe los informes de la CNE, don Julio Segura y don Luis Berenguer.
  • Y, por último, otro aspecto clave en el origen del déficit son los denominados “beneficios caídos del cielo”, puesto que el precio del MW/h resultante de la subasta no se obtiene tomando como referencia los diferentes costes de cada tecnología, sino que se establece a partir del precio de la tecnología más cara que ha entrado ese día en la subasta, beneficiándose sustancialmente aquellas que ya tienen sobradamente amortizados sus costes de inversión, como es el caso de las hidráulicas y nucleares.
Don José Manuel Soria no miente, trabaja para la patronal eléctrica.
No fracasa cuando en todo el año que lleva de ministro el señor Soria no ha dejado de repetir que su objetivo prioritario es el de acabar con el déficit de tarifa, de acuerdo a las reducciones establecidas (Real Decreto Ley 14/2010, de 23 de diciembre) por el anterior ministro, Miguel Sebastián, es decir, no más de 1.500 m€ de déficit en el 2012 y cero en el 2013. Una vez resuelto este asunto, dice, hablaremos de la reforma del sistema eléctrico en su conjunto. El señor ministro, en sus intervenciones públicas, suele comparar con una hemorragia el déficit de tarifa para explicar su prioridad en este primer tiempo de su mandato: si no cortamos el flujo sanguíneo se nos muere el paciente; después vendrán las otras atenciones que el enfermo requiera. Algunos ya sabíamos con anterioridad lo que suele pasar cuando los tratamientos de un enfermo proceden de un mal diagnóstico.
De fracaso total podemos calificar las iniciativas tomadas para acabar con este desequilibrio económico entre ingresos y gastos del sistema eléctrico, cuando con la liquidación de la CNE de noviembre 2012 se alcanzan los 4.000 m€ y se prevé que los resultados de todo el año se aproxime a los 5.000 m€.
¿Qué hace el Gobierno del PP al respecto? Tengo entendido que no se trató en el último consejo de ministros del 2012, pero en el BOE del último día del año, que entraba en vigor comiéndonos las uvas, aparece una modificación de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico, dentro de un real decreto ley con la siguiente denominación: “Real Decreto-ley 29/2012, de 28 de diciembre, de mejora de gestión y protección social en el Sistema Especial para Empleados de Hogar y otras medidas de carácter económico y social”. Y en su disposición final cuarta modifica los límites de déficit que habían puesto en evidencia su fracaso, en el sentido de reconocer, como dice textualmente dicha Disposición, que “… la cuantía que resulte de la liquidación definitiva emitida por la Comisión Nacional de la Energía, tendrá la consideración de déficit de ingresos del sistema de liquidaciones eléctrico para 2010 y 2012, respectivamente, que generará derechos de cobro que podrán ser cedidos por sus titulares al Fondo de Titulización del Déficit del Sistema Eléctrico…”.
Una demostración más de la improvisación y falta de planificación del Gobierno a la hora de legislar en materia energética, al tiempo que un alineamiento claro con las tesis de las eléctricas, que consiguen así tener el reconocimiento automático del total de sus discutibles ingresos. 
Don José Manuel Soria no fracasa en sus objetivos, prosigue trabajando para las eléctricas.
¿Y la repercusión de esta política energética en Canarias? Todo esto adquiere una mayor gravedad en las islas al ser la Comunidad Autónoma con mayor potencial en energías renovables y un contexto temporal de partida, el del primer año del ministro,  que podríamos calificar, sin exageraciones, de auténtico desastre. Pareciera que estamos gobernados por el enemigo.
De las primeras comunidades que redactan su Pecan (en realidad nunca lo han tenido, por siempre han sido los de Unelco-Endesa los que lo han elaborado), allá por el año 1989, hace 24 años, cuatro Pecanes en total en este periodo de tiempo, que no han servido para nada. Han fracasado totalmente en sus objetivos.
Tenemos uno de los sistemas eléctricos (seis sistemas aislados, en realidad) más insostenibles económica y medioambientalmente que existen en el planeta, con una escandalosa dependencia del petróleo. Toda nuestra economía es petrodependiente: energía, turismo, alimentación, movilidad…
Ocupamos los últimos lugares del Estado en el desarrollo de las energías renovables. Hasta Cabo Verde nos gana, con un 25% en su mix energético. Pero esto no les da vergüenza a unos gobernantes que asumen un papel de superioridad política y tecnológica y se hacen la foto con las autoridades caboverdianas en las inauguraciones de sus proyectos de renovables en estas islas al sur de Canarias
Tenemos un poder político (CC, PSC y PP) sumiso, al servicio de la multinacional italiana Endesa-ENEL. Coalición Canaria y compañía no pintan nada.
Y, por si fuera poca la desgracia, nos cagó la garrapata (como me decía un vecino de Charco del Pino ante una desgracia familiar) con el superministro canario de Industria, Energía y Turismo, don José Manuel Soria, al que no se le ocurre otra cosa, en las pasadas Navidades, que desearnos como regalo de Reyes grandes yacimientos de petróleo y gas frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura.
Su prioridad en política energética para las islas es bloquear definitivamente el desarrollo de las renovables para que la multinacional italiana Endesa-ENEL siga conservando su negocio. La rapidez con la que ha movido los expedientes de la autorización para las prospecciones petrolíferas y las regasificadoras es buena prueba de ello.
Y las actuaciones puntuales de mantenimiento y adaptación a las necesidades del suministro eléctrico en Tenerife (una subestación por aquí, un tendido por allá, un ciclo combinado por el otro lado...) y resto de islas, sin cuestionar ni debatir el modelo energético, significa la consolidación futura del actual modelo.
Por eso concluimos que en la política energética del PP, desarrollada por don José Manuel Soria en su primer año de mandato, hemos visto contradicciones, mentiras y fracasos, pero no equivocaciones: trabaja para la patronal. Quién sabe si en el futuro su patronal.
(1) Datos pertenecientes al Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables En España de 2011 de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA).

Febrero de 2013
Antonio Cabrera. Concejal de Sí se puede en Granadilla

----------------------------------
Enlace permanente de imagen incrustada

------------------




SUELO SOLAR TV

------------
--------------------...........................SIN PALABRAS .......................--------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada